Liberan a policía que se negó a amotinarse y que fue acusado de proveer de armas a cocaleros


El ministro de Gobierno destacó la cesación de la detención preventiva que cumplía el uniformado. También fungía como dirigente vecinal al interior del Trópico de Cochabamba

Ismael Marquina, sargento de la Policía Boliviana que se negó a amotinarse y que fue procesado por, supuestamente, dotar de armas a cocaleros, fue liberado esta jornada, tras cumplir casi un año detenido preventivamente.

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, dio la noticia, asegurando que “la justicia llegará a todos los hogares que sufrieron con el Gobierno de facto”, en referencia a la administración de Jeanine Áñez.

En noviembre de 2019 el uniformado fue aprehendido, acusado de proveer armas y explosivos a los cocaleros del MAS, y alentar el ataque y saqueo de unidades policiales en Cochabamba, en medio de los conflictos poselectorales.

Hoy cesó la detención preventiva del Sargento de la Policía, Ismael Marquina, el policía que se rehusó a amotinarse y a recibir sobornos por parte de sectores que organizaron el Golpe de Estado”, afirmó Del Castillo.

Marquina era sargento segundo en el Grupo Especial de Acción y Reacción DELTA y a la vez era presidente de las Juntas Vecinales del Distrito 1 de Chimoré, participando en bloqueos en el Trópico cochabambino.

Tras su detención, se allanó su domicilio, en la zona sur de la ciudad de Cochabamba, y allí se encontró uniformes, armas de fuego, material explosivo, granadas de gas y otros equipos que, de acuerdo al informe de la misma Policía en ese entonces, iban a ser entregados a militantes del MAS, aunque el uniformado denunció que esas “pruebas” fueron sembradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *