Senadores opositores expresan su “absoluto rechazo” a la resolución camaral del MAS en contra de Almagro




Las bancadas de Creemos y Comunidad Ciudadana consideran necesaria la intervención de la OEA, que calificó al sistema jurídico de Bolivia como “instrumentos represivos» en favor del Gobierno del MAS

Las bancadas opositoras en el Senado expresan su «absoluto rechazo» a la resolución camaral del Movimiento Al Socialismo (MAS) que cuestiona el pronunciamiento del Secretario General de la OEA, Luis Almagro. La mañana de este martes el partido de Evo Morales aplicó su rodillo para aprobar una resolución  que acusa a Almagro de «intromisión directa» en los asuntos internos de Bolivia.

En una nota conjunta, suscrita por senadores de Creemos y Comunidad Ciudadana, los opositores manifiestan su «absoluto rechazo y disidencia» ante la resolución del MAS. En la misiva dirigida al presidente de la cámara alta, Andrónico Rodríguez, consideran como necesaria la participación de entidades internacionales en el país.

Los senadores de oposición destacan que «las recomendaciones efectuadas por la OEA tienen por objeto colaborar con acercamientos entre partes». Recuerda que el acompañamiento de las entidades internacionales, como la OEA, pretende «evitar conflictos internos en Bolivia derivados de un abuso de poder generado por el actual gobierno».

El senador de Creemos, Henry Montero, cuestiona el pronunciamiento «aprobado de manera hormonal» por el MAS y que mantiene su lógica amenazante. Para el MAS, «nadie debería opinar en relación a la situación política del país», señala Montero. «Están intentando silenciar a los organismos internacionales» desvirtuando las opiniones que no les son favorables.

Este tipo de resoluciones, explica el senador cruceño, afectan la imagen internacional de Bolivia. Como senadores, insiste, «debemos resguardar la imagen institucional del país, más allá de las personas que ostenten el poder de manera temporal».

Montero apunta que, si hubiera responsabilidad en la Cámara de Senadores, «se debería procesar a Diego Pary (excanciller) que cursó la invitación y firmó el acuerdo entre el Gobierno y la OEA para hacer la auditoría». Puntualiza que en esa labor de observación de los comicios de octubre de 2019 participaron 36 personas de 17 países. Además, asegura, el acuerdo implicaba la «relación vinculante» de la auditoría.

Los opositores también enviaron una carta al secretario de la OEA para pedirle una reunión. «Dada la trascendencia de estos hechos para la democracia, la vigencia de los derechos humanos y la paz social en Bolivia, consideramos solicitarle, con carácter de urgencia, una audiencia para que la delegación de parlamentarios que asista a la misma representando a las dos fuerzas políticas de oposición parlamentaria, le hagan conocer sus percepciones sobre los aspectos de mayor preocupación de esta delicada coyuntura y sobre los caminos más adecuados para encontrar soluciones de paz y reencuentro entre bolivianos», expresa parte de la comunicación.

El comunicado de Almagro continua provocando repercusiones

La semana arrancó con un comunicado emitido desde la Secretaría General de la OEA y en el que manifiesta su preocupación por la manipulación del sistema jurídico en el país . “Se han transformado en instrumentos represivos del partido de Gobierno”, afirma el escrito. Además, plantea la liberación de la expresidenta Áñez y de sus colaboradores hasta que puedan afrontar un juicio justo.v

Las reacciones a favor y en contra del comunicado emitido por la oficina de Luis Almagro se han multiplicado en todo el continente. Los últimos en pronunciarse han sido el expresidente de Bolivia, Eduardo Rodríguez Veltzé, y el presidente en ejercicio de Ecuador, Lenín Moreno.

El expresidente de Bolivia se suma a las críticas expresadas por la Cancillería de Bolivia y del Gobierno de México. En concreto, el jurista recuerda al Secretario General de la OEA que «no puede acudir ante la Corte Penal Internacional ni ésta atender causas como tribunal alternativo a conveniencia política». 

Rodríguez Veltzé alude a la autoridad que representa el Secretario General de la OEA y concluye que «su jurisdicción es complementaria a la de cada país, según normas del Estatuto de Roma».

En la vereda de enfrente, y al igual que se han manifestado instituciones y organismos opositores al gobierno del MAS, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, recurrió a su cuenta de Twitter.

«La independencia de las funciones del Estado es el símbolo y garantía de la democracia. Ecuador hace un llamado para que la política no intervenga en la justicia de los países latinoamericanos«, afirma Moreno. Y complementa su publicación con el apoyo expreso a las gestiones de Secretario General: » Acompañamos y respaldamos la posición de Luis Almagro».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *