Hasta el momento hay tres detenidos por el hecho, entre ellos quien sería el principal autor.




Uno de los juristas que el exmandatario boliviano contrató en ese país dijo que aún no fue notificado y que hasta ahora sólo se enteró por La prensa

Gustavo Ferreyra, abogado del expresidente Evo Morales, afirmó desde Argentina que, a través de la prensa, tomó conocimiento de la imputación formal presentada por la Fiscalía de La Paz contra su cliente por el delito de terrorismo. Aseguró que el exmandatario no fue notificado y recordó que en la justicia argentina un audio no es suficiente prueba.

El jurista señaló que su cliente no recibió ningún emplazamiento jurisdiccional en Buenos Aires, donde se encuentra refugiado, según reportó Radio Éxito. Además, advirtió que en Argentina es imposible imputar a una persona con un cargo de naturaleza penal, sólo con un registro de audio.

«Cuando se imputa a una persona de un acto de terrorismo y además se pide la extradición, cuando se lleva a delante el juicio de extradición, en este caso en Argentina, hay que considerar la elaboración doctrinal y jurisprudencial. En Argentina es imposible imputar a una persona con un cargo de naturaleza penal a partir de un audio», señaló el jurista en contacto con la radioemisora.

La imputación en Bolivia señala que al menos tres pericias confirmaron que el expresidente es partícipe con probabilidad de los delitos de terrorismo y financiamiento al terrorismo durante los hechos de violencia y muerte registrados en Bolivia en noviembre del año pasado. 

Las pericias confirmaron la veracidad del video-audio en el que el exmandatario, actualmente refugiado en Argentina, ordena al dirigente Faustino Yucra Yarwi “cercar ciudades” y no permitir el ingreso de alimentos.

Además, estableció que Morales tuvo dos contactos telefónicos con Yucra, en otras dos ocasiones, y que presuntamente cometió los delitos luego de presentar su renuncia al cargo de presidente y salir del país, por lo que la ventila en la vía ordinaria.

La imputación revela que el audio video es real. La comunicación tuvo una duración promedio de tres minutos y 16 segundos (dejando de lado los segundos en los que cuelga el teléfono celular). Los investigadores concluyeron que Morales se comunicó desde una línea de celular mexicana a la línea 71024068 (que tiene fecha de activación 17 de agosto de 2018) y era de propiedad de Faustino Yucra Yarwi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *