Importadora afirma que ofreció al Gobierno traer los mismos respiradores, pero a la mitad de precio




La empresa Cosin reveló que pidió $us 12.500 por cada unidad; el Ministerio de Salud pagó $us 27.683

Surgen nuevos elementos sobre la polémica compra de los ventiladores españoles Respira que el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez compró para enfrentar la pandemia por el covid-19. La importadora de equipos médicos Cosin reveló en pasadas horas su propuesta de dotación de estos respiradores a un precio unitario de $us 12.500, incluyendo gastos de transporte, impuestos, instalación, garantía y capacitación al personal médico. De acuerdo con el informe que el Ministerio de Salud hizo público ayer, pagó $us 27.683 con el avala del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En entrevista con el medio Brújula Digital, el gerente de la firma Cosin, Rodolfo Vega, informó que atendió una cotización del Ministerio de Salud, por lo cual dijo sentirse “completamente sorprendido” tras revelarse el costo que canceló el Gobierno. “Nosotros hicimos una oferta al Ministerio de Salud a una solicitud que se nos había hecho para poder requerir esos respiradores, efecto que nosotros mandamos nuestra oferta de $us 12.500”, precisó Vega, al detallar que ese monto cubría además  el transporte, la nacionalización, instalación, accesorios, dos años de garantía y capacitación.

“Quedé completamente sorprendido cuando vimos que el Gobierno (de la presidenta Áñez) había comprado las mismas unidades a un valor cercano a $us 29.000. Si lo han comprado en ese precio, me parece algo atónito y fuera de lugar”, recalcó el ejecutivo de la importadora que tiene experiencia en equipamiento de salud.

“El Gobierno nos indicó que nos iba a comunicar de inmediato si aceptaban nuestra oferta, pero ya de manera posterior supimos que los habían adquirido al valor que actualmente declaran. Qué ha ocurrido en el medio, sinceramente, desconozco”, agregó Vega.

Para los representantes de la proveedora GP Innova, la diferencia de más de $us 15.000 se explicaría por “los intermediarios”, cuya cantidad e identidad se desconoce por ahora.

DESCARGO DEL EJECUTIVO

En un informe brindado el pasado lunes, el Ministerio de Salud y la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) explicaron que el proceso de adjudicación contó con el acompañamiento y el visto bueno del financiador Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “El Gobierno boliviano no pagó un precio menor ni mayor en productos similares, pagó el precio que se comercializa en los mercados mundiales”, señaló el ministro Marcelo Navajas en una conferencia de prensa en la que la ministra de Comunicación, Isabel Fernández, leyó un comunicado del BID, en el que además respalda la decisión de comprar los respiradores españoles Respira ante la demanda sanitaria en el país, como respuesta rápida para los servicios de terapia intermedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *