Carvajal informa que Añez «se declaró» en huelga de hambre en Obrajes




La exmandataria se encuentra muy “deprimida” por todo lo que pasa a su alrededor. La mujer se niega a comer. El miércoles rechazaron que sea trasladada a una clínica.

La expresidenta Jeanine Añez se encuentra abatida tras su encierro en el penal de Obrajes.“¿Para qué Amparo…? ¿Para qué luchar…?”, le habría indicado la expresidenta Jeanine Añez a la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Amparo Carvajal, para luego anunciarle que se declaró en huelga de hambre.

“Ya no quiere luchar por la vida y eso es muy grave. Cuando yo salí (del centro penitenciario), la guardia le decía: ‘Señora coma’ y ahí ella me dijo que está en huelga de hambre”, confirmó Carvajal. La exmandataria de 53 años se encuentra recluida en el Centro de Orientación Femenina (COF) desde el lunes 15 por los delitos de terrorismo, sedición y conspiración por el caso del supuesto ‘golpe de Estado’ de 2019.

Carvajal se reunió este jueves por 15 minutos con Añez. “Ella está muy deprimida, la he visto con mucha pena a la expresidenta, sobre todo por el aislamiento en el que la tienen: no ve a su familia y no sabe delo que pasa afuera”, relató la activista.

En un momento de la conversación, Añez le habría preguntado casi resignada: “¿Para qué Amparo…? ¿Para qué luchar…? Ella me dijo que no merecía la pena luchar y yo trataba de animarla”.

Carvajal evidenció que el estado de salud de la exautoridad es delicado. “Me parece grave su estado y ahora está haciendo huelga de hambre”. No precisó desde cuándo habría dejado de comer Añez. El miércoles las pulsaciones de la exmandataria, según sus abogados, habría llegado a 190 con el riesgo a un derrame cerebral.

Carvajal evidenció que el estado de salud de la exautoridad es delicado. “Me parece grave su estado y ahora está haciendo huelga de hambre”. No precisó desde cuándo habría dejado de comer Añez. El miércoles las pulsaciones de la exmandataria, según sus abogados, habría llegado a 190 con el riesgo a un derrame cerebral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *