Policías deberán presentar examen psicológico para ascensos y cambio de destino


Debido a los feminicidios en los que algunos oficiales se vieron involucrados, también tendrán que adjuntar su certificado de antecedentes del Sipasse.

A través de una resolución administrativa, la Policía Boliviana instruyó este martes incorporar el examen psicológico y el certificado de antecedentes del Sistema Integral Plurinacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia en Razón de Género (Sippase) como nuevos requisitos para que los integrantes de esa institución puedan ascender y sean habilitados para los cambios de destino.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo,hizo el anuncio después de que en los días anteriores algunos uniformados se vieron involucrados en casos de feminicidio, como la muerte de Betsabé a manos de un oficial de la Policía.

«Hemos tenido largas charlas con el alto mando policial y se ha decidido, con una resolución administrativa, incorporar en el artículo quinto, del reglamento de convocatoria a exámenes de ascenso, cursos y pos y pregrado de la Policía Boliviana, (nuevos) requisitos», precisó Murillo en conferencia de prensa.

Uno de esos nuevos requisitos es la presentación obligatoria del certificado psicológico, que debe ser emitido por la Dirección Nacional de Salud y Bienestar Social o por un consultorio psicológico particular, pero homologado por esa misma institución pública.

Asimismo, otro de los nuevos requisitos es la presentación del certificado Sipasse, que es otorgado por el Consejo de la Magistratura.

«También quiero informar que (…) desde el general hasta el (último) policía que solicite su cambio de destino (igual) deberá adjuntar su certificado de antecedentes (Sippase), como también aquellos funcionarios policiales que asuman un cargo de mando», agregó el comandante general de la Policía, Rodolfo Montero.

En días pasados, varios funcionarios policiales se vieron involucrados en hechos de violencia. Uno de esos fue el feminicidio de Betsabé, perpetrado por un teniente en Cochabamba, quien ahora cumple una sentencia de 30 años de prisión.

En Oruro, otro uniformado fue aprehendido por ser el presunto coautor de un doble feminicidio.

«Hemos analizado que muchas personas que entran a la Policía (…) por el uso del poder, por el uso del arma o por las preparaciones que van recibiendo (empiezan a tener problemas psicológicos, pero) no se puede tener policías violentos, porque ellos están cerca de los ciudadanos», afirmó Murillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *