Organizaciones sociales se movilizan en La Paz y anuncian vigilia ante el intento de golpe de Estado de la derecha




La Paz.- Organizaciones sociales encabezadas por los cooperativistas mineros se movilizaron el miércoles en la ciudad de La Paz en defensa de la democracia, y anunciaron una vigilia permanente en cercanías de la plaza Murillo para evitar el golpe de Estado que pretende consumar la derecha liderada por el candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, luego que perdió las elecciones del 20 de octubre.

«Estamos aquí como cooperativistas mineros, acompañados también por nuestros hermanos de diferentes organizaciones sociales en una marcha pacífica, en defensa de Bolivia, y en rechazo al intento de golpe de Estado que pretende la derecha», dijo el presidente de la Federación de Cooperativas Mineras de La Paz, Feliciano Mamani, a los periodistas.

Mesa, quien dimitió tres veces a la Presidencia en 2005 aquejado por conflictos sociales, lleva una semana convocando y alentando protestas callejeras en un intento por volver al poder, pese a que en los comicios obtuvo 36,51% de los votos, por debajo de los sufragios a favor del presidente y candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, quien logró 47,08%.

Ante la violencia generada en varias ciudades de Bolivia, Morales denunció ayer, lunes, que para los opositores y cívicos esta jornada es «clave» porque buscarán tomar la Casa Grande del Pueblo.

Frente a esa incitación a la violencia y búsqueda de confrontación, campesinos, indígenas del norte de Potosí, jóvenes, profesionales y obreros, entre otros, llegaron a la calle Ayacucho frente a la Casa Grande del Pueblo, con cánticos y al son de pinquillos, quienes expresaron ¡Evo no estás solo!, y coincidieron en no permitirán que el voto del pueblo sea desconocido por Mesa.

Mamani manifestó que es bueno que la juventud boliviana conozca que Mesa, como aliado de Gonzalo Sánchez de Lozada, masacró a los campesinos, y como expresidente «escapó» del entonces Palacio Quemado ante la imposibilidad de gobernar el país.

«Nosotros como cooperativistas mineros y sectores sociales estamos pidiendo el respeto a nuestra querida Bolivia», añadió.

El dirigente de los ocho Ayllus del Norte de Potosí, Ángel Coyo, aseguró que llegaron a La Paz para defender el voto campesino que pretende ser desconocido por la oposición la que con movilizaciones «pagadas» por Estados Unidos intenta ejecutar un golpe de Estado.

«Nosotros queremos que se respete el voto popular, no vamos a permitir que la derecha nos quite nuestro derecho, es por eso que nos declaramos en vigilia permanente, así también nosotros defendemos nuestro proceso de cambio», señaló.

Por su parte, la ejecutiva de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Erudita Quispe, afirmó que las 20 provincias de La Paz se encuentran en la sede de Gobierno para «frenar» pacíficamente los embates de gente afín a Mesa que con el uso de la violencia pretende hacerse del poder en una maniobra golpista.

Para Quispe muchos jóvenes que generan violencia en el país desconocen la verdad sobre el candidato de CC quien dejó en mala situación a Bolivia.

«Estamos en vigilia y nos quedaremos aquí porque no vamos a permitir que Carlos Mesa siga enfrentándonos como bolivianos, se están movilizando con nuestros hijos, bloqueando nuestras calles», enfatizó.

Entretanto, otro grupo de gente desde la avenida Mariscal Santa Cruz intentaba llegar a la Casa Grande del Pueblo para hacer escuchar su voz de respaldo a Morales quien por cuarta vez consecutiva ganó las elecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *