Ministerio plantea conciliar en casos de violencia doméstica con pena máxima de 4 años




Activistas por los derechos de las mujeres dicen que queda claro que el Ministro no conoce las presiones sobre las mujeres víctimas

El proyecto de modificación de la Ley 348 planteado por el Ministerio de Justicia abre la posibilidad de que casos de violencia doméstica, que tienen una pena máxima de 4 años, sean resueltos por la vía familiar, lo que implica conciliación.

“Solamente en casos de violencia doméstica, que tiene una pena máxima de 4 años, planteamos abrir la vía familiar, que puede ser más rápida y menos costosa; además que puede resolver con celeridad la cantidad de problemas prácticos que enfrenta una mujer violentada, y que necesita resolverlos para salir de la situación de violencia”, explicó Wendy Pérez, directora del Servicio Plurinacional de la Mujer y la Despatriarcalización, según una nota de prensa.

“Pero esa es una decisión que cada mujer debe tomar de manera libre e informada, caso contrario, cuando es víctima de agresiones que conlleven días de impedimento donde la justicia debe actuar con celeridad para sancionar al o los culpables”, aclaró la Directora Nacional ante algunas declaraciones del ministro de Justicia, Iván Lima.

“La mujer tiene derecho a decidir, la víctima tiene que decidir, es un cambio de paradigma muy grande (…) No podemos tomar la vida de las personas como una propiedad del Estado para generar el precedente para las demás mujeres; si la mujer quiere decidir lo que quiera decidir, vamos a respetar su decisión, ese es el debate”, planteó la máxima autoridad en una entrevista reciente con Gigavisión.

«¿Pero eso significaría que podría perdonar a un agresor?», preguntó el periodista. «Sí», sostuvo Lima.

Ante la pregunta de si su propuesta no es un retroceso, respondió: “No, es un avance y vas a verlo cuando veas las cifras de lo que viene”. 

Ambas autoridades subrayaron que delitos como la violación o el feminicidio jamás serán llevados a la vía familiar. “También estamos trabajando para que esos delitos graves e inadmisibles sean tratados con mayor celeridad y eficiencia”, apuntó Lima.

Tras la polémica desatada, el Ministro de Justicia dijo que está abierto a escuchar todos los criterios, sobre todo de los colectivos de mujeres, para allanar los obstáculos jurídicos o vacíos de la ley 348, y dejó entrever que él puede tener una postura personal, que puede ser observada y no compartida.

La activista por los derechos de las mujeres Alicia Arancibia, desde Sucre, sostuvo que queda claro que el Ministro de Justicia desconoce las amenazas que sufren las mujeres víctimas de violencia para no presentar denuncias contras sus agresores: «Plantear este tipo de reconciliación amenaza profundamente esa seguridad, esa vida, esa integridad física, psicológica, mental de las mujeres que son víctimas de violencia».

Tres jueces consultados por CORREO DEL SUR coincidieron en que la vía familiar promueve la conciliación; recordaron que antes de la Ley 348 justamente se aplicaban a los agresores penas menores como días de arresto o trabajos comunitarios.

Coincidieron en que es un retroceso, aunque uno de ellos apuntó que de concretarse los cambios, debían aplicarse los trabajos comunitarios, garantizar la atención a los hijos y la integridad de las víctimas que son amenazadas por sus parejas agresoras cuando se deciden a denunciarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *