Expertos coinciden en que YPFB debe negociar con Petrobras antes que ir a un arbitraje internacional




La compañía brasileña estatal argumentó razones de “fuerza mayor”, como establece el contrato de compraventa, arguyendo la paralización económica global a causa del coronavirus y redujo sus nominaciones de gas boliviano.

Luego de la notificación de la empresa estatal brasileña Petrobras, para reducir los requerimientos de gas boliviano desde el 4 de abril y ante la sorpresa de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), por la inminente caída de ingresos, expertos en la temática energética de Bolivia, coincidieron en que las autoridades nacionales, deben buscar una salida negociada con el país vecino.

A primeras horas del miércoles, el presidente de la estatal petrolera boliviana, Herland Soliz, adelantó a los medios de prensa, que demandaría a Petrobras por disminuir los volúmenes de compra de gas natural de 14 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d) a 10 MMm3/d. La autoridad rechazó el argumento presentado por Brasil.

Fuerza mayor

Petrobras adujo una “fuerza mayor”, como establece el contrato de compraventa, arguyendo la paralización económica global a causa del coronavirus.

Más tarde, en tono conciliador, Soliz pidió una reunión para analizar la decisión de Petrobras esperando que mantenga la compra mínima de gas boliviano y pague después de la pandemia.

Bolivia estaría perdiendo alrededor de $us 6,5 millones en solo 13 días, por esta reducción de sus nominaciones. Y en esta recesión económica, estos recursos son más importantes.

“El Gobierno debiera intentar una solución amigable antes que crear una controversia. Dado que parece ser una causa de ‘fuerza mayor’ que puede ser muy bien justificada en cualquier tribunal internacional”, expresó el experto Mauricio Medinacelli.

Entre tanto, el exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, reconoció la actitud de YPFB de defender la economía que beneficia al Estado boliviano, pero observó que haya manifestado su oposición a la decisión de Petrobras de manera pública.

“Hay que esperar que el equipo boliviano de negociación, pueda defender esta causa, si hubiera argumentos legales para hacerlo. Pero nos están tocando momentos difíciles. Los volúmenes y los precios han caído. Hay formas de negociar. Habrá que llegar a un acuerdo para que Petrobras reciba los volúmenes pactados y pague después, cuando la situación sea estable y puedan hacerse concesiones. Pero sobre todo, creo que hay que verificar por qué Petrobras declara problema de ‘fuerza mayor’”, declaró la exautoridad.

Problema técnico

Por su parte, el ex superintendente de Hidrocarburos, Hugo de la Fuente, apoya a YPFB, para que pueda llegar a un acuerdo de entregas del gas natural ahora y esperar el pago, más adelante. Según De la Fuente, es la mejor opción, tanto económica como técnicamente.

“Si no lo hacemos, no tendremos el suficiente crudo en nuestras refinerías. Pero lo más importante aún, es que los reservorios se dañan. Es terrible el daño técnico que se pueda tener, por una baja de la producción. Los reservorios tienen presión para extraer el hidrocarburo. Si se juega con eso, se puede perder el campo. Es preferible entregar el volumen y luego recuperar los recursos”, advirtió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *