Cae en Brasil una cuarta avioneta con droga que salió desde Bolivia




En marzo, abril y junio, las fuerzas antidroga brasileñas obligaron a aterrizar a cuatro avionetas que eran usadas por los narcos para llevar cocaína hasta otras regiones. Cáceres dice que se instalarán radares

Por cuarta vez en lo que va del último cuatrimestre de este año, las autoridades policiales brasileñas han detenido una avioneta que salió desde territorio boliviano y que estaba cargada con cientos de kilos de sustancias controladas. En el último hecho uno de los implicados fue abatido en un cruce de fuego con los uniformados.

El primer caso se remonta a principios de marzo, cuando un caza A-29 Súper Tucano interceptó un avión en el espacio aéreo de Mato Grosso (MT). Una nave bimotor con más de 500 kilos de cocaína, que había salido desde espacio aéreo nacional y que sobrevolaba la región de Nova Fernandópolis. Un mes después, a finales de abril, en la zona de Corumbá otra nave fue interceptada por las fuerzas brasileñas y la detuvieron con aproximadamente media tonelada del alcaloide. El piloto escapó.

El tercer caso se registró a principios de junio cuando se detuvo una avioneta con más de 200 kilos de droga. La nave fue forzada a aterrizar, a más de 200 kilómetros de Cuiabá, y sus dos ocupantes, uno de nacionalidad boliviana, fueron detenidos.  

Muerte en operativo
El cuarto y último hallazgo de naves con droga que salen desde Bolivia e intentan operar en Brasil, ocurrió ayer por la madrugada, cuando un avión bimotor aterrizó en una pista clandestina en la localidad de Denise, distante 208 kilómetros de Cuiabá, para reabastecer la avioneta de combustible y partir con los aproximadamente 420 kilos de clorhidrato de cocaína hacia Puerto Santos, lo que hace presumir que el alcaloide tenía como destino final un país europeo.

En la operación un hombre, sospechoso de dar soporte al tráfico en suelo, fue herido de bala por los agentes y murió cuando era llevado a un centro médico. 

Según la Policía brasileña, el piloto iba a abastecer la aeronave en el lugar antes de seguir con su viaje. El operativo fue ejecutado por el Grupo Especial de Seguridad en la Frontera (Gefron), en operación conjunta con el sector de inteligencia de la Policía Federal, tras recibir una denuncia anónima.

El piloto así como al menos otros tres sospechosos de dar apoyo a la aeronave en la pista clandestina huyeron del lugar  durante la acción de la
Policía en un vehículo que los estaba esperando. Según informó Gefron, los sospechosos escaparon hacia una región boscosa del lugar y aún no han sido encontrados. 

Además de la aeronave y la droga, también se incautaron dos armas que fueron dejadas en la cabina de la nave.

Al ser consultado sobre lo que está sucediendo con las detenciones de naves en la frontera con Brasil que salen desde nuestro territorio, el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, dijo estar preocupado por este fenómeno, pero señaló que el trabajo que lleva adelante Brasil se ejecuta de forma coordinada con los agentes de nuestro país.

“Casi todos estos vuelos son de pistas clandestinas. La única forma de evitar que salgan es con la puesta en marcha de los radares”, apuntó Cáceres y dijo que espera que hasta principios de noviembre se instalen al menos tres.

Detalles

Análisis químico
El cargamento de clorhidrato de cocaína descubierto en el último vuelo interceptado por las autoridades de Brasil será analizado para determinar si la droga fue hecha en Bolivia o es de Perú. 

Ubicación del recorrido
Las autoridades del país quieren conocer el recorrido que hizo la nave desde que salió del país para identificar la zona donde se puede gestar una investigación adicional al caso. Esto quedó registrado en el GPS de la nave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *