Murillo sale en libertad pagando un porcentaje de su fianza y se convierte en «Testigo Protegido»




El exministro de Gobierno Arturo Murillo salió en libertad, la exautoridad llegó a un acuerdo con la Fiscalía de Estados Unidos, que le impuso una fianza de 500.000 dólares. Murillo pagó el 10% de esa suma ($us 50.000) y quedó en libertad pasando a ser  “testigo protegido” por la Justicia de ese país.

“A partir de la disposición judicial se convierte en un testigo protegido de Estados Unidos (…). Murillo debió pagar una fianza de 500.000, sin embargo, en Estados Unidos se tiene que hacer efectivo un depósito del 10%, 50.000 dólares. La exautoridad ha salido, está en las calles, está nuevamente libre, protegido del Gobierno de Estados Unidos”, reportó Gigavisión, que tiene un periodista en Florida.

Unas horas después de que circuló esa información, el cónsul boliviano en Miami, Óscar Vega, afirmó que Murillo sigue detenido.

“Es una información incorrecta (que Arturo Murillo esté libre). Me comuniqué con el bufete de abogados que está asesorando al Estado y me dijeron que no es cierta la información. Es una información falsa”, declaró el diplomático al portal de noticias urgente.bo.

Murillo fue detenido a finales de mayo, acusado por los delitos de soborno y lavado de activos en bancos de Estados Unidos, a partir de un negociado para comprar equipo no letal a nombre del Estado boliviano, una operación en la que se detectó sobreprecio y hechos de corrupción.

Junto a él fueron detenidas otras cuatro personas vinculadas también a la compra de gases lacrimógenos, estopines y balines de goma, con un sobreprecio de 2,3 millones de dólares, mediante la empresa intermediaria Bravo Tactical Solutions LLC (BTS LLC).

Murillo debió comparecer en audiencia el 7 de junio, pero la sesión fue suspendida por negociaciones de la parte acusada con la justicia estadounidense, razón por la que su audiencia se reprogramó para el 9 de julio.

El exministro se enfrentaba a una posible condena de hasta 20 años de privación de libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *