Yacuiba: Arce presenta su plan de hidrocarburos y oferta de producir diésel boliviano en cinco años




El candidato presidencial del MAS Luis Arce presentó este martes en Yacuiba su plan de hidrocarburos que plantea retomar la producción de gas y petróleo, incrementar  la exploración, explotación, reactivar la petroquímica y la fabricación del diésel boliviano en cinco años a base del reciclado de aceites domésticos y grases animales desechables.

Tras su exposición se abrió a consultas de sus militantes que lanzaron halagos, vítores de “patria o muerte” y pronósticos de triunfo el 18 de octubre para recuperar la democracia y derrotar a los golpistas.

Un dirigente bagallero de la frontera pidió la instalación de una planta a recicladora de plásticos para generar empleo, mientras un campesino le dijo que los productores necesitan agua y caminos porque el Chaco es una región productiva.

Lejos de aquellas sugerencias, el candidato considera importante aplicar una nueva política de hidrocarburos a partir de la optimización de campos maduros, reducir costos producción, reactivar de las reservas de pozos petroleros, explorar bloques y zonas nuevas.

Dijo que para evitar la importación de diesel y gasolina, propone subir la producción de líquidos mediante la recuperación secundaria y terciaria de campos maduros, priorizar la participación de empresas petroleras bolivianas para tener bajos costos de operación y simplificar la otorgación de nuevas áreas de exploración.

También sugiere la búsqueda de reseras en zonas tradicionales, explorar la Cuenca Madre de Dios en La Paz y Beni, donde ya se tienen éxitos exploratorios. Arce presentó proyectos hidrocarburíferos para Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz,  Cochabamba y Pando que, según dijo, el gobierno transitorio los ha paralizado.

Advirtió que actualmente está subiendo mucho el nivel de importación de diésel y prevé que para el 2021 el país destinará cerca de 1.000 millones de dólares  y 1.600 millones hacia el 2025 afectando a la balanza de pagos del Estado.

Indicó que se puede producir localmente diésel reciclando aceites comestibles que botan las amas de casa y los restaurantes, utilizar grasas animales que quedan en los mataderos y acudir a una materia prima  natural del Chaco para que en cinco años se produzca el diésel nacional. Esto sería complementario a los proyectos de biocombustibles en el oriente boliviano.

Defendió la construcción de la Planta Separadora de Gas “Carlos Villegas” que fue calificada por los opositores como elefante blanco – según Arce- por ignorancia porque no conocen la capacidad de la planta que permite ingresar a la era del polietileno y polipropileno fabricando plásticos. Igualmente defendió la utilidad la  planta de Río Grande por la producción de GNL en Santa Cruz.

En petroquímica propone retomar la producción de la planta de urea y amoniaco del Chapare, donde se puede producir resinas que sirven de materia prima para fabricar melanina que importa Bolivia en muebles acabados. Arce dijo que con esos proyectos podría generar miles de miles de empleos impulsando la industrialización de los hidrocarburos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *