Transportistas paceños evalúan medidas de bioseguridad obligatorias para retornar al trabajo


La propuesta señala que se anulará la mitad de asientos, el lugar del chofer estará aislado con un plástico, las ventanas de los vehículos deben funcionar, conductor y pasajeros deben portar guantes y barbijos, entre otras reglas

Tras un acuerdo con autoridades municipales y nacionales, los transportistas paceños analizan la implementación de medidas de bioseguridad para asumir una flexibilización de la cuarentena, pero de forma ordenada y consensuada.

Entre estas medidas definidas en un protocolo en borrador, sujeto a evaluaciones por parte del transporte, se contempla la instalación de un plástico o acrílico de separación entre el conductor y los usuarios del servicio público para evitar el contacto; la reducción a la mitad de la cantidad de pasajeros para evitar contagios (esto implica que deben anularse asientos y estar señalizados); las ventanillas de los medios de transporte público deben estar bien habilitados para abrirse y cerrarse y facilitar el ingreso del aire; no se podrán llevar pasajeros parados y, finalmente, los conductores  estarán obligados a portar alcohol en gel, agua y jabón dentro de sus unidades.

Tanto pasajeros como conductores del servicio público deberán usar obligatoriamente barbijos y guantes de látex y tomar todas las medidas precautorias.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, aseguró este lunes que se busca flexibilizar las restricciones de la cuarentena total, principalmente en las regiones donde no existe un riesgo de contagio alto, pero de manera ordenada y consensuada con los distintos sectores de la sociedad, según la agencia ABI.
De acuerdo con Arias, una de las negociaciones más avanzadas para flexibilizar la cuarentena, es con los representantes del transporte público de La Paz y El Alto, con quienes se prevé consensuar una normativa única para que comiencen a trabajar, cuando se decida reducir las restricciones en ambas regiones.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, agregó que la norma en proyecto se refiere a las condiciones de bioseguridad, adecuación de los vehículos y, aclaró, que aún no existe una fecha definitiva para ingresar a la cuarentena flexible.

Por su parte, la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón, señaló que esta tarde se socializará la propuesta con las federaciones del transporte departamental para que luego sea analizada, si corresponde, por los concejos municipales correspondientes, reportaron medios locales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *