Iglesia pide cumplir a cabalidad la cuarentena total por coronavirus




A pesar de que la Iglesia podría tener una participación más efectiva, sigue con una participación pasiva ante el Coronavirus

En un oficio religioso ni feligreses, el arzobispo de Santa Cruz Sergio Gualberti exhortó este domingo a los bolivianos a cumplir a cabalidad la cuarentena total y pidió a los católicos elevar oraciones para que se acabe la epidemia del coronavirus.

La homilía fue transmitida por los medios de comunicación que mostraron un auditorio totalmente vacío, en cumplimiento de la cuarentena total dispuesto por el gobierno nacional en medio de la emergencia para enfrentar la propagación del virus.   

La homilía fue transmitida por los medios de comunicación que mostraron un auditorio totalmente vacío, en cumplimiento de la cuarentena total dispuesto por el gobierno nacional en medio de la emergencia para enfrentar la propagación del virus.   

Pidió a la población actuar con responsabilidad y cumplir con las medidas sanitarias para evitar que el contagio se expanda más y que la gente se sacuda del temor, pánico y egoísmo para ser testigos de esperanza y de la luz de Cristo.

Sugirió también orar por las víctimas del virus y sus familiares, por el personal sanitario y por el fin de la pandemia.  “Dar frutos de luz haciendo nuestro el deseo del Papa Francisco: Hoy quisiera recordar a las familias que no pueden salir de casa… -allí dentro la familia con los niños, los jóvenes, los padres- para que sepan encontrar el modo de comunicarse bien, de construir relaciones de amor en la familia, para que sepan vencer las angustias de este tiempo, juntos, en familia”, indicó.

En la Paz, el Secretario General de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Aurelio Pesoa, presidió el oficio en la Basílica Menor de San Francisco, donde lamentó la falta de solidaridad de los bolivianos en tiempo de crisis por el coronavirus.

“Debemos ser conscientes de que la crisis de la enfermedad del coronavirus, seguramente la pagarán de nuevo los más pobres, los que viven al día, los que, día que no trabajan, día que no comen. Es ciega una sociedad que no ve esta realidad y toma medidas económicas que benefician a los más favorecidos; a los que más tienen», manifestó.

Pidió a la población no dejarse llevar por las apariencias porque inducen a interpretaciones negativas, como si el desastre total estuviese a las puertas de nuestra patria y por llegar pronto.

“Si miramos las apariencias, daremos crédito a los que se aprovechan del momento…o incluso nos aprovecharemos del momento para lograr alguna ventaja o hacernos propaganda, como suelen hacer algunos políticos, que no desaprovechan el momento para su beneficio», dijo en su homilía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *