Fuerzas del orden se retiraron de Yapacaní tras jornada de violencia contra las antenas de telecomunicaciones




Los efectivos de las fuerzas del orden se retiraron la noche del lunes de Yapacaní, en el departamento de Santa Cruz, luego de una jornada de violencia que se suscitó con la destrucción de antenas de telecomunicaciones.

La información fue proporcionada por el comandante de la Policía de Ichilo, Franklin Villazón, quien en entrevista con Unitel indicó que a las 22:00 los efectivos policiales y los militares se retiraron de esa población, debido a la “conducta delincuencial”.

Según el jefe policial, en Yapacaní un grupo de personas se dio a la tarea de destruir cuatro antenas de telecomunicaciones, bajo el argumento de que amplifican el contagio de coronavirus y serían las causantes de las muertes.

Dijo que, si bien los efectivos intentaron proteger las instalaciones, no se pudo impedir la destrucción debido a la cantidad de gente que se movilizó.

Indicó que para salir de Yapacaní, los policías tuvieron que recurrir a agentes químicos junto al Ejército para desbloquear el puente de salida.

Precisó que 15 policías salieron de Yapacaní y fueron llevados a Santa Fe, desde donde se organizan actividades de prevención, auxilio y asistencia.

Lamentó que la presencia policial sólo haya durado ocho o nueve días en Yapacaní. Antes de eso, se había logrado que los efectivos regresen a esa localidad gracias a la coordinación con autoridades locales, después de otros hechos de violencia contra las tropas del orden.

Hasta horas de la noche, el fiscal Roger Mariaca informó que se había aprehendido a tres personas, dos mujeres y un varón, por las destrucción de antenas en Yapacani.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *