Casi 50 casos de Covid-19 entre los campesinos que marchaban a sus pueblos en Perú




«Hubo 47 personas de ese grupo que dieron positivo» al Covid-19, dijo el presidente Martín Vizcarra sobre la columna que partió el lunes desde Lima rumbo a la región andina de Huancavelica. Perú está bajo cuarentena, toque de queda nocturno y uso obligatorio de mascarillas

Casi 50 integrantes de una columna de 1.200 campesinos pobres peruanos que desafiaron una cuarentena nacional y regresaban caminando desde Lima hacia sus pueblos, fueron hospitalizadas tras dar positivo al Covid-19, informó hoy el gobierno.

«Hubo 47 personas de ese grupo que dieron positivo» al Covid-19, dijo el presidente Martín Vizcarra sobre la columna que partió el lunes desde Lima rumbo a la región andina de Huancavelica, distante a 425 km de la capital, y que el miércoles detuvo su marcha al llegar a un acuerdo con las autoridades.

«Se organizó la toma de pruebas rápidas a 1.200 personas (de la marcha) y se detectaron más de 40 personas positivas. No vamos a mandar a una persona a su región (de origen) sin pasar por la prueba rápida», declaró por su parte la ministra de Ambiente, Fabiola Muñoz, al canal ATV.

Este grupo de campesinos había llegado a Lima en busca de empleo, pero fue sorprendido por la emergencia sanitaria decretada por el gobierno, que suspendió el transporte interprovincial y ordenó el confinamiento de la población desde el 16 de marzo. Así, quedaron sin recursos ni hospedaje y tuvieron que enfrentar cuatro semanas de penurias que obligaron a su retorno.  

Los campesinos fueron retenidos en un estadio de fútbol de la localidad de Matucana, 74 km al este de Lima y a 2.400 metros de altitud, para someterse a las pruebas antes de abordar autobuses rumbo a Huancavelica y otras regiones del centro y sudeste de los Andes peruanos, donde cumplirán cuarentena en hoteles.

Su situación se tornó incierta el martes, cuando el gobernador de Huancavelica amenazó con rechazarlos por temor a que portaran el virus. Sin embargo, el conflicto se superó el miércoles cuando el gobierno anunció un acuerdo con ese gobierno regional para recibir a sus coterráneos y aislarlos en cuarentena en hoteles.

Los contagiados retornaron a Lima para ser ingresados a la Villa Panamericana, donde el gobierno implementó a contrarreloj un hospital para pacientes con Covid-19.

«Ésta es la mejor demostración de que las aglomeraciones son peligrosas y generan contagio», declaró la ministra Muñoz, encargada de convencer a los campesinos a detener su marcha de 425 kilómetros. Perú está bajo cuarentena, toque de queda nocturno y uso obligatorio de mascarillas, pero además cerró sus fronteras y el comercio hasta el 26 de abril, entre otras medidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *