Cambio de autoridades provoca trabas en lucha contra pandemia




En La Paz se registraron pugnas por la dirección del Sedes. En Potosí hay peleas por la Alcaldía. Según Arias, en Oruro hay descoordinación con nuevo Gobernador.

La designación del nuevo Alcalde de la ciudad de Potosí, el cambio de Gobernador de Oruro y las pugnas por la dirección del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz en la Gobernación y el Gobierno provocaron descuido y descoordinación entre los niveles subnacionales para la atención de la emergencia sanitaria por Covid-19.  

“El Sedes no está trabajando y estamos perdiendo -como paceños- lo que logramos hacer. Teníamos de cinco a 10 (infectados) por día y ahora sobrepasamos los 100 y bordeamos  los 1.900 casos. Esto es muy preocupante porque estamos comenzando a sentir la crisis del Sedes”, dijo el ministro de Obras Públicas Iván Arias. 

El Gobierno nacional realizó la intervención del Sedes de La Paz el   17 de abril y designó a René Sahonero como nuevo director, pero el 3 de junio fue destituido por el gobernador Félix Patzi. Esta determinación no fue aceptada por el Ministerio de Salud que posesionó otra vez a este profesional la anterior semana. Ante la decisión del Ejecutivo, los funcionarios de la entidad se opusieron y cerraron sus oficinas. Finalmente, el  viernes,  Sahonero dio un paso al costado.

 “Estamos ahora con debilidades con nuestros Equipos de Respuesta Rápida, con el rastrillaje, la identificación de casos y el aislamiento. Pensamos en la hospitalización. Cuando usted piensa en hospitalización quiere decir que fracasó en las dos fases anteriores y el Gobernador parece no entender”, dijo Arias.

El director de Comunicación de la Gobernación paceña Édgar Ramos rechazó tal postura. “Se están invirtiendo más de seis millones de bolivianos para enfrentar la epidemia y se lo hace con recursos propios. El Gobierno central no transfirió ni un centavo a ninguna Gobernación o Alcaldía. Intentó comprar 170 respiradores que acabó en un hecho de corrupción y no tenemos ni un solo (equipo) funcionando”, explicó. 

Ramos acusó al Gobierno nacional de “electoralizar la lucha contra la epidemia”. “El ministro (Arias) está usurpando funciones de la cartera de Salud, además está actuando como un dictadorzuelo porque promovió la posesión ilegal de un director e interventor del Sedes. Fue en persona -encabezando una comitiva (…) a tomar el Sedes físicamente- a forcejear, entrar por la puerta lateral y amenazar a funcionarios y médicos que luchan contra Covid-19”, aseguró.

El cambio del Gobernador de Oruro también provocó problemas de descoordinación. Arias dijo sentirse “preocupado” porque con la anterior autoridad coordinaba “bastante”. “Desde que entró el nuevo no he tenido ninguna llamada y estamos con 100 casos diarios y  es muy preocupante. Parece que el Gobernador no parece estar enterado, no sólo encapsulando la ciudad encontraremos una solución”, dijo.

Esta apreciación fue rebatida por el director del Sedes (Servicio Departamental de Salud)  de esta región  Henry Tapia, quien dijo que continúan con el trabajo “de manera normal”.  Al contrario, la autoridad explicó que el Gobierno no cumplió con la entrega de los respiradores prometidos. “El ministro Arias nos entregó cuatro respiradores, dos de ellos son convencionales para entubación, pero después no llegó más y estamos a la espera. Se hizo un compromiso, pero no tenemos (los equipos). Nos prometió ocho ventiladores convencionales para terapia intensiva”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *