Marchas colapsan La Paz y hacen a un lado el distanciamiento social




Cooperativistas mineros, trabajadores municipales, obreros instaladores de gas domicilio y médicos salieron en marchas de protestas y colapsaron el centro de la Sede de Gobierno vulnerando las normas de distanciamiento social para evitar la propagación del coronavirus.

Este jueves cientos de cooperativistas hombres y mujeres ingresaron en una masiva marcha que tomó la ruta troncal provocando un caos en el tráfico vehicular de servicio público y el transporte privado. 

Los cooperativistas ingresaron al centro paceño activando cachorros de dinamita y petardos, exigiendo la renuncia del Ministro de Minería Jorge  Oropeza Terán y que  al gobierno transitorio habilite nuevas áreas de trabajo porque con las actuales difícilmente podría encarar la crisis económica.

Igualmente los obreros de la Empresa Municipal de Áreas Verdes protestaron contra el alcalde Luis Revilla por incumplimiento de un convenio de 2016 que no paga un bono de transporte, subsidio prenatal y lactancia, siendo que a otras entidades ediles ya recibieron ese beneficio.

Tampoco les devuelven aportes sindicales, no reconoce años de antigüedad, no asigna dotación de ropa de trabajo a más de 300 trabajadores que son perjudicados y no hay trajes de bioseguridad ni medicamentos preventivos en caso de contagio del Covid-19.

Igualmente los propietarios y obreros de las empresas instaladoras de gas salieron en mitin de protesta que logró ingresar a Plaza Murillo para exigir que la Asamblea Legislativa fiscalice a los contratos de YPFB en lo particular a los proyectos de gas domiciliario.

Los manifestantes fueron desalojados con violencia y el uso de gases lacrimógenos por parte de la Policía Boliviana que tampoco preservó el distanciamiento social y procedió a sacarlos a empujones a los trabajadores de este sector.

En la misma plaza un grupo de médicos a la cabeza del ejecutivo del SIRMES La Paz, Fernando Romero, instaló otro mitin de protesta exigiendo a la presidenta del Senado Eva Copa y al diputado Franklin Flores, en su calidad de presidente de la comisión de Salud, canalicen la aprobación de la ley que asigna el 10 por ciento para el área de salud.

La diferencia fue que los médicos fueron permitidos realizar su protesta, mientras los instaladores de gas fueron gasificados y desalojados de plaza Murillo. 

En las cuatro movilizaciones se observó que los manifestantes solo llevaban barbijos, marchaban en filas y en otros casos se formaban grupos de personas que cumplieron una jornada de protesta, tal vez la más concurrida desde el ingreso a la segunda fase del desconfinamiento dispuesto por las autoridades de gobierno y municipales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *