El presidente Luis Arce anula decreto de Añez que autorizaba uso de semillas transgénicas en cinco cultivos


El presidente Luis Arce abrogó este miércoles tres decretos supremos de Jeanine Añez, encarcelada desde el 15 de marzo pasado por supuesto “golpe”, que aceleraban, a través del Comité Nacional de Bioseguridad, la aplicación de procedimientos abreviados sobre el uso de semillas transgénicas en los cultivos de maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya, genéticamente modificados.

Este miércoles, el Gobierno promulgó el Decreto Supremo 4490, para la abrogación de los decretos supremos 4232, de 7 de mayo 2020; 4238, de 14 de mayo de 2020; y, 4348, del 22 de septiembre de 2020.

El 4232 autorizaba de manera excepcional al Comité Nacional de Bioseguridad, establecer procedimientos abreviados para la evaluación del maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya, genéticamente modificados en sus diferentes eventos, destinados al abastecimiento del consumo interno y comercialización externa.

El Decreto Supremo N° 4238 modificaba la disposición transitoria única del Decreto Supremo Nº 4232, de 7 de mayo de 2020, con el siguiente texto: “Para dar cumplimiento al presente Decreto Supremo, en un plazo de hasta cuarenta (40) días calendario computables a partir de la publicación del mismo, el Comité Nacional de Bioseguridad, deberá aprobar los procedimientos abreviados”.

El 4348, del 22 de septiembre de 2020, disponía la identificación de las áreas que constituyen centros de diversidad del maíz y las zonas de cultivo para maíz amarillo duro, generado por cualquier tecnología, conforme al Estudio de zonificación para el uso de maíz en Bolivia, realizado por el Instituto Nacional de Innovación.

El decreto abrogatorio 4490 indica que el artículo 409 de la Constitución señala que la producción, importación y comercialización de transgénicos será regulada por Ley y no por un decreto supremo, como hizo Añez, afectando de esa manera la seguridad y soberanía alimentaria, así como los derechos de los componentes de la Madre Tierra.

Añez intentó que en un plazo de 40 días se apruebe el procedimiento abreviado, amparada en el parágrafo II del artículo 406 de la Constitución Política del Estado que habla sobre la responsabilidad del Estado de promover y fortalecer las organizaciones económicas, y también en el artículo 407 del sobre la necesidad de garantizar la soberanía y seguridad alimentaria.

También planteaba que para evitar la generación de semilla como resultado de la polinización cruzada entre cultivos de maíz convencional, o generado por cualquier tecnología, se debían contemplar fechas diferenciadas de siembra y distancias entre campos de uno y otro cultivo, conforme a las normas técnicas y agronómicas aprobadas por el INIAF.