Sonaba el timbre casi todos los días, pensaron que era un fantasma.




Una curiosa situación se dio con una familia que tenía que soportar que casi todos los días le sonara el timbre. Al final, descubrieron quien era el responsable, nada más y nada menos que su mascota

Casi todos los días había un sonido que descolocaba a una familia de Brasil: se trataba del timbre de su casa, que sonaba por momentos. Pero del otro lado del portón no había nadie. Llegaron a pensar que era un fantasma, hasta que pusieron cámaras y lograron resolver el misterio: su perro era el responsable.

Giglio Bernini vive con el perro «Faísca» un foxhound americano de seis años y el resto de sus seres queridos en el municipio de Alto Taquari, estado de Mato Grosso.

«A veces nos encontrábamos ocupados, haciendo nuestra rutina diaria, estudiando, lavando platos y de la nada tocaban el timbre al azar. Estábamos un poco confundidos (…)», contó.

Sin embargo, la verdad pronto llegó. Decidieron colocar cámaras de seguridad para saber quién o quiénes los molestaban. Para su sorpresa se encontró nada más y nada menos que con su mascota familiar

El perrito de la familia se subía sobre sus patas traseras y alcanzaba el botón del timbre. Una de las veces que esto sucedió fue capturada en video por un vecino. El video de inmediato acumuló millones de visitas y se volvió viral.

¿Cómo aprendió a tocar el timbre? Según el testimonio del hombre, el perrito hace tiempo había sido robado, por lo que considera que fue con los raptores en donde aprendió a tocar el timbre.

Al cabo de un tiempo nos llamaron y dijeron que estaba en la calle. Probablemente, la persona que lo robó lo crió en algún lugar de la región y terminó escapando. Es muy dócil. Antes del robo, iba con todo el mundo, pero luego empezó a tener miedo de la gente que no es de la familia. Ahora tarda un poco más en entrar en confianza «, externó Bernini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *