Monseñor Centellas: “Tenemos que saber exactamente si a este gobierno le interesa la vida”


El presidente de la Conferencia Episcopal cuestiona al Gobierno por el Decreto de los transgénicos y otros temas de la coyuntura.

El Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Monseñor Ricardo Centellas, en su reciente homilía cuestionó al Gobierno nacional de transición respecto a si está realmente interesado en proteger la vida en relación al equipamiento y prevención de la pandemia del coronavirus, así como respecto a su reciente decreto relacionado a los transgénicos.

“Realmente ¿Cuántos reactivos se compraron? ¿Dónde están? Nos han anunciado que han comprado 500 camas para terapia intensiva ¿Dónde están? (…) Hasta ahora no sabemos, no podemos vivir de intenciones, las intenciones no son la verdad, la verdad son los hechos”, cuestionó la autoridad eclesiástica.

El representante de la máxima institución de los obispos lamentó que “es muy difícil, tenemos que saber los bolivianos exactamente si a este gobierno le interesa la vida. (…) De discurso, de palabra nos dicen “la vida es lo primero” pero por detrás no obran así”.

Transgénicos: “¿cuál es la verdad?”

En la misma homilía, realizada en Potosí, Monseñor Centellas se refirió al reciente decreto del gobierno que autoriza la abreviación de la evaluación de transgénicos, para el consumo imterno y la exportación.

“La realidad es la realidad, no podemos pasar de alto que en Bolivia el gobierno actual saca un decreto (para) transgénicos y hay que averiguar cuál es la verdad detrás de este decreto”, objetó el Arzobispo.

Antes y después de conocerse la decisión del gobierno transicional sobre los transgénicos, más de un centenar de entidades y organizaciones se manifestaron en contra así como se generó un intenso debate e respecto a si un gobierno interino podía tomar una decisión de tal magnitud.

Transparencia

El prelado también realizó observaciones sobre la transparencia en el actual Gobierno.

“Un gobierno de transición que se preocupa demasiado por colocar su gente en instituciones públicas no es gobierno de transición: ya parece un gobierno que quiere instalarse; pero no es ético y el periodismo tiene el trabajo de desenmascarar esta realidad”, señaló.

“Hace poco aparece un narco jet, ¿Cuál es la verdad detrás de esta acción del narcotráfico? El Gobierno no puede callar, tiene que explicarnos a los bolivianos qué es lo que pasa”, recordó el Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana de acuerdo a la homilía difundida por el sitio oficial de la Iglesia.

En ese contexto y en el marco de la conmemoración del Día del Periodista, el arzobispo reflexionó: “No es fácil comunicar la verdad y para mi no hay un periodismo neutro. Un periodismo que tiene ética está de lado de la verdad, no del lado de la corrupción, no de la mentira”.

“El evangelio de hoy nos ilumina para reflexionar el día del periodista boliviano. Jesús hoy nos dice Yo soy el camino, la verdad y la vida. El periodismo, cada periodista, es servidor de la verdad, amigo de la verdad, está llamado por naturaleza a presentar la verdad de las cosas, hablar la verdad, presentar la verdad”, afirmó la autoridad religiosa.

De igual modo insistió en que “el periodismo en Bolivia, (…) sea libre e independiente, sea un periodismo que responda a la ética, por tanto, responda a la verdad y no a la corrupción”. 

“Hay gente que está sufriendo hambre, la realidad es muy cruda”

Por otro lado, Monseñor Centellas recordó que hay muchas personas que están sufriendo hambre y necesidades debido a la emergencia de la pandemia, que los medios y los periodistas deben mostrar esa realidad y que se necesita de solidaridad para paliar esta situación.  

“Seguimos en pandemia casi dos meses, pero la realidad para Bolivia es muy cruda. No solamente en Potosí, sino en toda Bolivia, hay cantidad de gente que realmente está sufriendo de hambre”, denunció el Arzobispo.

Centellas señaló que “cada día hay gente que pasa hambre y no solamente en las ciudades, principalmente en el campo, en el área rural”. 

Por ello exhortó a “alabar y agradecer las tantas muestras de solidaridad, pero la solidaridad que mostramos la gente sencilla, la gente del pueblo es insuficiente. Está muy bien, pero hace falta, entonces tiene que haber estructuralmente muestras claras para que ningún boliviano pase hambre”.

Entonces ser periodista, llevar adelante esta vocación tan noble, requiere convicción, requiere fortaleza, requiere profundidad, convencimiento. Un periodista jamás tiene que venderse al poder y a la economía, alentó

“Queridos hermanos, que Dios les de la fortaleza, que Dios les de la iluminación, el coraje de presentar la verdad en todo momento”, pidió el presidente de la CEB.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *