Mesa asegura que Bolivia no podrá reconciliarse mientra gobierno siga haciendo inventos que no existieron


El expresidente y actual líder opositor, Carlos Mesa, aseguró este viernes que mientras el Gobierno “siga inventando cosas que no existieron” y persiguiendo a opositores, no podrá generarse un escenario de reconciliacjión.



En su mensaje por el 196 aniversario de la independencia de Bolivia, Mesa dejó en claro que “a solo 4 años de recordar el bicentenario de ese momento de libertad, el escenario que enfrentamos es más bien oscuro, más bien poco prometedor”.

Este contexto negativo descrito por Mesa se da “porque el gobierno de Luis Arce ha decidido no cumplir su propia promesa cuando ingresó al poder: la construcción de un espacio de reconciliación y de paz”.

El también historiador denunció que detrás del actual mandatario está “el poder interno dentro del MAS, que lidera Evo Morales, y su decisión obsesiva de volver al gobierno a como de lugar, y para ello inventan verdades paralelas».

En ese sentido, sostuvo que la justicia trabaja “como una especie de martillo de persecución de la oposición”.

“No puede haber democracia real, ni paz, ni reconciliación sin una justicia y un ministerio público independientes”, dijo.

“Esta es una tarea que le exigimos al gobierno que lleve adelante para cumplir algo fundamental, que su legitimidad de origen, el voto popular que recibió el año 2020, se complemente y sea real con una legitimidad de ejercicio”, dijo.

Siguiendo con su mensaje dejó en claro que Bolivia no podrá superar los efectos generados por el Covid-19, tanto en salud como en la economía, si solo apela a su mayoría y no trabaja con todos los actores del país.

“El gobierno tiene que entender que no le basta con su mayoría, no le basta con la arbitrariedad y la discrecionalidad, por el contrario, eso va creando cada vez más escepticismo, más falta de fe, más falta de credibilidad. Nuestra propuesta es que construyamos Bolivia juntos”, aseguró.

Mesa dijo que es necesario llegar “al bicentenario con posibilidades reales de transformación y de cambio, no retórico, no de palabras huecas y vacías, no de un país polarizado y dividido”.

“Mientras sigamos inventando cosas que no existieron, mientras sigamos persiguiendo -y me refiero al gobierno- a quienes no piensan como nosotros – me refiero al gobierno- no vamos a lograr el objetivo histórico que Bolivia tiene que cumplir: reconciliarse, volver a la paz”, señaló.

“Romper la polarización y establecer un futuro común para que el 2025 lleguemos como la nación que debemos ser: unida en la diversidad como un Estado Plurinacional”, agregó.

El país vive un escenario de polarización entre los que aseguran que en 2019 se registró un fraude electoral, idea apoyada por Mesa, que derivó en una revuelta social, que terminó con la renuncia de Evo Morales.

Mientras que los partidarios de Gobierno aseguran que el expresidente Morales sufrió un golpe de Estado, que es apoyada desde el Poder Ejecutivo. Esto pese a que organismos internacionales, como la Unión Europea y la Iglesia católica, rechazan ese extremo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *