Madre muere de infarto al saber que sus hijos estaban presos por narcotrafico




Rosa Mabel Leigue Calderón falleció este viernes como consecuencia de un infarto después de enterarse que sus dos hijos Carlos David y Juan Manuel Coca Leigue, fueron enviados al penal de Mocoví en Trinidad, imputados por el delito de Tráfico de Sustancias Controladas, informó el portal de noticias Gran Paititi.

La pagina hace mención que la mujer no pudo resistir emocionalmente el golpe de ver a sus dos hijos encarcelados y sufrió un paro cardio respiratorio en su vivienda.

Los restos mortales de la mujer están siendo velados en Trinidad y mañana se tiene previsto que sean trasladada para ser enterrada en su natal Santa Ana de Yacuma. Carlos David fue presidente del Comité Cívico de El Beni, según las paginas de noticias en Trinidad.

El Fiscal Departamental de Beni, Ruthiar Vásquez, informó que los hermanos Coca Leigue de 38 y 40 años fueron encontrados en posesión de más de 14 kilos de cocaína, por ello el Juzgado Segundo de Instrucción Cautelar en Suplencia del Juzgado 4to de Instrucción determinó la detención preventiva de los hermanos.

El Fiscal de Sustancias Controladas, José Vargas, indicó que el hecho se registró el 12 de enero de 2021 a las 17:00 horas por inmediaciones del mercado Pompeya de la ciudad de Trinidad, cuando policías observaron un vehículo tipo vagoneta de color gris que intentó darse a la fuga al ver a los efectivos, por lo que fue interceptada.

El vehículo era conducido por Carlos David quien estaba en compañía de su hermano Juan Manuel y en la requisa del motorizado, se encontró en la maletera un bolsón de mano de color azul con negro que en el interior tenía paquetes tipo ladrillo con olor característico a cocaína.

Los dos sujetos fueron aprehendidos y trasladados a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN – UMOPAR) donde se realizó el secuestro del motorizado y de la sustancia controlada que fue sometida a prueba de narco-test dando como resultado positivo para cocaína con un peso total de 14 kilos con 55 gramos.

En su declaración, uno refiere que lo hicieron por necesidad de ganarse mil dólares, por el hecho de recoger la droga y entregarla a una persona X que los esperaba en proximidades al mercado Pompeya.

Fuente: Pagina Gran Paitití /FGE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *