Chile confirma instalación de dos plantas para la producción de vacunas Sinovac




Con una inversión de 60 millones de dólares, se espera que comience a operar el primer trimestre del próximo año, para poder exportar vacunas al resto de los países de América Latina.

En Santiago habrá una planta de «rellenado» de vacunas, y en Antofagasta, en el norte de país, habrá otra de investigación y desarrollo.

Chile anunció este miércoles la instalación de dos plantas, una para el llenado y envasado, y otra para la investigación de vacunas del laboratorio chino Sinovac, que produce la inyección contra el coronavirus Coronavac, aplicada a gran parte de la población chilena.

«Hoy es un día muy feliz y muy importante para Chile», dijo el ministro de Salud, Enrique Paris, en la ceremonia en que se confirmó la instalación en Santiago de una planta de «rellenado» de vacunas, y de otra en la ciudad de Antofagasta, en el norte de país, que será de investigación y desarrollo.

Con una inversión de 60 millones de dólares, se espera que comience a operar el primer trimestre del próximo año, para poder exportar vacunas al resto de los países de América Latina.

«Sinovac viene a Chile para que el centro neurálgico, para que el centro principal de producción de vacunas para Latinoamérica esté ubicado en nuestro país», señaló el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, cuya casa de estudios hizo una alianza con el laboratorio chino que permitió la rápida llegada de estas vacunas.

«La urgencia de la pandemia requiere un trabajo acelerado en términos de manufactura de vacunas», dijo de su lado Alexis Kalergis, director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia de la Universidad Católica.

El ministro de Economía de Chile, Lucas Palacios, afirmó de su lado que habrá una capacidad de producir unas 50 millones de vacunas al año. No sólo de Coronavac, que se usa para prevenir los contagios de coronavirus, sino también para enfermedades como la influenza y la hepatitis B, entre otras.

Chile dejó hace casi dos décadas de producir vacunas, y para enfrentar la pandemia de coronavirus se anticipó a negociar contratos que hoy le permiten tener a poco mas del 60% de la población total vacunada con ambas dosis.